Saber encontrarse ¡He vuelto!



"La felicidad se puede hallar hasta en los más oscuros momentos, sólo si somos capaces de usar bien la luz" 

Fenix


Cuando tu vida da un giro de 180º, todo se pone patas arriba, la que creías que eras ya no está, no la encuentras, y si todo se te deshace puedes caer en un fondo del que no sepas salir. Un pozo que te nubla la vista, que no te deja ver los pequeños detalles que hacen maravillosa la vida, el aprendizaje que ganas después de esos momentos, y la gente que pierdes, pero sobretodo la gente que ganas en ese tramo de tu vida lleno de obstáculos.

El que me lea desde que empecé sabe que era una persona que escribía a diario en el blog, me lo tomaba como un trabajo personal al que dedicaba tiempo y muchas ganas, pero que poco a poco se fue yendo. Se acumularon problemas personales con mi falta de ganas y entonces todo lo que había estado luchando durante 6 o 7 meses se vino abajo, lo dejé caer. Te puede faltar motivación, ganas de escribir, incluso escasez de temas de los que tratar, y es en ese momento en el que te das cuenta que debes parar, recapacitar y analizar, que quieres, con tu vida sobretodo pero también con el blog y eso me pasó a mí.

Me cansé de hablar de maternidad, escribía mi experiencia pero siempre de temas referidos a la maternidad, y quizás a mí eso no me llenaba. Me apetecía hablar de temas de actualidad, de darle visibilidad a temas que para mí son importantes como los tipos de familias, la sexualidad, el derecho de la mujer, o simplemente hacer un post en el que comentaba lo mal que me caía X personas, por poner un ejemplo. Pero sin embargo, sentía que eso que me apetecía no era lo que debería hacer, y me bloqueé. Pasar por situaciones difíciles me hizo reencontrarme conmigo misma, saber que quería y que no en cada momento, dejar claro quien era yo y que quería hacer con mi vida y a partir de ahí darle una estructura y un sentido. Me ha costado lo mío, pero os garantizo que hoy, más que nunca soy esa Lidia que siempre quise ser. Hoy que todo se ha reconducido vuelvo a sonreír como hacía meses que no hacía, vuelvo a ser feliz, o por lo menos aprovechar los ratos de felicidad que me da la vida y disfrutar de personas que hacen mi vida bonita, porque si hay personas en tu vida que no suman, no las dejes nunca que resten, así que ahora mi vida tiene mejor color. 

Mi blog va a sufrir conmigo la transformación, ahora voy a escribir lo que siempre he querido, voy a seguir siendo Lidia la madre de Valeria que la quiere más que a su vida, pero también la mujer que tiene una vida y opiniones mucho más allá de la maternidad. Tocaré temas de la maternidad, claro está, forma parte de mi vida y soy inmensamente feliz con ello, pero abordaré muchos otros temas que necesito expresar.

A los que habéis estado siempre, a los que seguís, a los que habéis llegado nuevos, y a los que llegaréis, gracias. 

Pero sobretodo gracias a mi familia, a mis amigos, a mis piñas, a la gente que ha estado conmigo en mi día a día detrás de todo este mundo. 

Vuelve Lidita Swan con más ganas que nunca. Nos vemos en el camino amigos!!

Comentarios

  1. Bravo!!!! Bienvenida de nuevo y con muchas ganas de leerte.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro mucho, sobre todo por verte feliz, te lo mereces!

    ResponderEliminar
  3. Welcome back! Ahora sí que es tu gran momento. Disfrutalo y escribe lo que sientas que es lo que vale la pena leer. Muchos éxitos para esta nueva etapa y me alegra estar en ella.

    ResponderEliminar
  4. Genial!!! Bienvenida!-!! Este es tu rincón, escribe lo que te plazca y te llene. Yo te seguiré leyendo 😍

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares