Los desempleados también comemos


Después de una semana sin escribir totalmente nada debido al accidente de tráfico que habíamos sufrido, aquí estoy, con mi móvil dispuesta a empezar de nuevo lo que era mi rutina de cada día, con la diferencia que con el pc no lo puedo hacer porque me sigue dando mareos.

Me hubiese gustado empezar de nuevo con un tema más navideño y más bonito pero después de lo que me ocurrió ayer no tengo más remedio, aunque no debería, de dedicarle un post a aquel/aquella que perdió parte de su tiempo en dejar un comentario destructivo en uno de mis post de recetas.

Os pongo en situación. Ayer Domingo por la mañana cuando me levanté miré como hago cada mañana mi blog, y para mi sorpresa me estaba esperando un comentario sin autoría nada agradable.



Mi primer impulso fue decir voy a contestarle y le voy a soltar lo más grande, pero lo pensé mejor y me dije que no merecía la pena dedicarla ni un ápice de mi tiempo, porque seguramente sería lo que está buscando,así que cliqué la opción eliminar y desapareció.

A pesar de haberlo eliminado, me sentía mal, me sentía triste porque no entendía como alguien puede entrar en el blog de otra persona, que quizás conoce o quizás no, para dejarle un comentario destructivo, así que como manera de desahogo puse en Twitter lo que me había pasado.

Durante todo el día fueron muchas las muestras de apoyo y cariño las que recibí, yo en sí intentaba justificarme, ya que puedo tener muchos defectos pero mentirosa no soy, y aunque no me gusta ir dando penas, yo tengo un blog donde cuento mi vida, primero porque es mi blog y segundo porque no voy a contar una vida idílica, porque no la tengo, y que se pueda poner en duda me pone de muy mala hostia. Muchas me decían que no tenía que justificarme, que la persona que había escrito eso estaba muy mal, incluso terminamos riéndonos  porque empezaron a hacer bromas con el tema y la verdad que funcionó para que me sintiera un poco mejor. 



Después de todo esto yo no debería de estar aquí dedicándole más tiempo a esta gilipollez, pero necesito soltar todo lo que llevo por dentro. Supongo que mi blog es lo más parecido que tengo a un diario donde puedo escribir todo lo que quiero sin cortarme ni un pelo.

Ayer me sentí dolida, me sentí triste, decepcionada e incluso insultada. Soy tan tonta que como yo no sería capaz de hacer algo así pienso que nadie lo haría, pero que equivocada estaba. La maldad del ser humano llega a límites insospechados, con lo bonito que sería dejar que cada uno viva su vida y que no meterse en nada. 

No es cuestión de justificarme porque obviamente la gente que no tiene trabajo también come, o quizás además de tener la mala suerte de no tener trabajo también nos tenemos que morir de hambre, no nos tendríamos que vestir y deberíamos estar tirados debajo de un puente. La desgracia de no tener trabajo ya es dura como para que las necesidades básicas también tuviesen que ponerse en duda. Para tu información, claro que como, claro que estoy vestida y claro que me baño y hago mis necesidades básicas, pero ¿sabes lo que no hago? hacer daño gratuitamente. No paso mi tiempo en destruir a los demás, no paso mi tiempo refugiándome en el anonimato para no dar la cara y soltar lo que pienso escondida detrás de la pantalla de un ordenador. ¿Sabes que suelo hacer mientras tú haces daño gratuitamente? Dedicarme a mi hija, a mi marido y a mi familia, a ayudar en lo que puedo, a buscar trabajo, a hacer de comer (porque para tú información los pobres comemos), a ser amable, buena persona, y a llevarme bien con los demás. 



No sé quien eres pero viendo como actúas estoy segura que buena persona no eres, y para tu información, yo en 4 meses que llevo por estos lares he conseguido ganarme el cariño y la confianza de gente que no le ha hecho falta verme en persona, gente que nunca hace daño, sino que ayuda, te escucha, y nos reímos juntxs. Ellas son el tipo de persona por la que me gusta todo el mundo del 2.0, ellas son el tipo de personas por la que volvería una y otra vez a contar mis mierdas si la recompensa sería conocerlas además de desahogarme. Ellas si se merecen un ápice de mi tiempo, y tú, aquí termina tu minuto de gloria. 

Comentarios

  1. Me parece mentira que estando en paro comas, deberías vivir del aire... Y supongo que verás la tv e irás vestida, no???? Por favor, qué mala persona eres...

    Venga va, ironías fuera... Me parece mentira que haya gente así... No se puede ser más mezquino y mala persona.

    Tú a lo tuyo y pasa que lo que quiere es buscarte...No te dejes encontrar que sino, al final te pierdes...

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras preciosa! Pues si hay gente qeu está podrida por dentro ys e divierte haciendo daño gratuito, espero que nunca se vea en mi situación. Un abrazo

      Eliminar
  2. Ay cariño! Si el blog fuese mío le dejaba un recadito al responsable del comentario, pero me voy a contener. Hay algo llamado DIGNIDAD y las personas tenemos derecho a tenerla ricos o pobres. Que comes? Digo yo! Ya faltaba que no puedas comer porque tu economía no es la mejor. Bastante duro es no tener trabajo como para encima tener que aguantar comentarios de ineptos. No permitas jamás que gente de esa calaña te haga sufrir, no merecen tu pena ni un minuto de tu tiempo. Tú eres una persona excepcional y ojalá la vida te dé pronto todo lo que mereces. Abrazotes fuertes y por un 2018 lleno de recetas ricas y vacío de trolls estúpidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias preciosa, cada día me demuestras más lo maravillosa persona que eres. La verdad es que no merecen ni siquiera que me paré a pensar en ello, pero hay gente mala que está podrida por dentro, que triste dedicarte a hacer daño a los demás. Sabes que te deseo lo mejor del 2018 también para tí y los tuyos!! Un abrazo enorme

      Eliminar
  3. Es tan fácil juzgar sin saber, antes conocer, desde el anonimato para causar daño... Pero tú ni caso pq no solo eres una grandísima persona sino una luchadora y estoy segura q este 2018 te traerá muchas cosas buenas, q te las mereces. Y a ti, troll absurdo, q te den por el arcoiris!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por el arcoiris, eres tremendamente grande jajja!! Muchas gracias preciosa, y espero que tengas razón, que este 2018 me traiga muchas alegrías!! Un abrazo enorme

      Eliminar
  4. Te lo dije en privado y te lo repito....pasando! Que no te afecten este tipo de comentarios que no aportan nada...
    Cocinar en casa, de toda la vida, ha sido lo más barato. No hay más.
    Respira hondo... y a por todas!
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justo ese comentario de que cocinar en casa siempre ha sido más barato me lo dijo mi madre cuando le conté lo que me había pasado. Gracias por estar siempre, me ayudan mucho tus palabras. Un abrazo bonita

      Eliminar
  5. De verdad que lo intento, pero no lo entiendo. A ver, si estás e paro no tienes derecho a comer?? Hacerte la comida sale mucho más barato. La materia prima te da para comer varias veces y te gastas mucho menos que comprando platos precocinados. No entiendo la maldad humana.
    Entonces, si estás en paro no tienes derecho a nada? Es eso? Yo no sé si hubiera podido no contestarle y además es un@ cobarde por no dar la cara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PUes por lo visto sí, los que ademas de estar pasandolo mal por el trababjo no tenemos derecho ni a comer ni a tener dignidad, la maldad humana llega a límites insospechados y es como tú dices no entedible. Un abrazo bonita

      Eliminar
  6. LA gente tiene una vida taaaaaan aburrida, que tiene que ir a los demás a desahogar su frustración. Pobrecillo/a que mala es la envidia, porque a lo mejor no sabe cocinar, o porque su vida es una mierda y tiene que venir a tocar las narices. Sea lo que sea, es mejor pasar. El karma le llega a todo el mundo. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no sé si es envidia o no pero maldad es seguro. La gente es que no tiene limites, con lo faácil qeu es no entrar donde no te gusta, o simplemente ni siquiera comentar, pero prefieren comentar y hacer daño y luego me escondo tras el anonimato.... Pues tienes razón, lo mejor es pasar. Un abrazo y gracias bonita!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares