Casa recogida con hijos --- MISIÓN IMPOSIBLE



Cuando estas soltera tu casa está impoluta, no hay tiestos por el medio, en el suelo se puede comer de brillante que está, y hay un olor a ambientador de vainilla que duele hasta la cabeza.

casa con hijos


La cama siempre hecha, el fregado recogido y sobretodo no hay ropa por ningún lado, bueno seamos sinceras, los fines de semana antes de salir dejas el cuarto como si fuese una leonera, pero el Domingo por la mañana después de desayunar lo recogías como si se te fuese la vida en ello. 

Si tenías ganas cuando te levantaras se hacía la comida, sino te preparas cualquier sandwich rápido o una ensalada y pasabas el día mientras veías series, o películas.

Pero cuando llegan los niños a casa todo cambia. Sin duda por la puerta entra felicidad, alegría, cariño, protección, entra la madurez en estado físico, pero también entra el desorden, y la falta de tiempo de hacer de todo.

Para mí, hacer las camas cada mañana es un odisea. Mientras hago una cama, tengo a mi pequeña traviesilla montándose en la misma y saltando, si la estiro por un lado ella salta, si la estiro por otro ella salta, tengo que estar cada 2x3 bajándola. Todo esto entre risas y bromas, porque ella se lo pasa genial. Cuando consigo tener las 2 camas por lo menos medio bien ella salta de una a otra, así que toca bajarla con un poco más de seriedad y estirarlas y cerrar la puerta, eso a ella ya no le hace tanta gracia.

El tema fregar platos como esté despierta olvídate, es verme delante de la pila y la tengo a mi lado llorando para que la coja. Por mucho que insista en que se espere un poco, ella que es un poco melodramática, se tira al suelo, se echa las manos a la cabeza, y hace como la que llora muy fuerte, juega con mis sentimientos y al final termino cediendo y cogiéndola. Menos mal que el padre ahora está más en casa y puede echar una mano sino la llevaría clara. 

Y por no hablar de los juguetes. El otro día en twitter leí de alguna mamá una frase que me hizo mucha gracia "yo antes tenía un salón" a eso yo le contestaría yo también. Ahora no es un salón, ahora es una sala donde hay más juguetes que muebles, donde debajo del sofá te puedes encontrar el propio Toysr'us y donde a veces tienes que ir andando como en un auténtico campo de minas porque te puedes caer. Lo puedes recoger 50 veces, que ella lo vuelve a poner todo igual 51. "Valeria, eso no se hace cariño, hay que recoger" ella te mira, mira a los juguetes los recoge, o los medio recoge pero cuando ya lo ha hecho aplaude y otra vez a jugar con ellos y todo el salón lleno de tiestos. 

Pero lo que sin duda hay ahora mismo en la casa es vida, felicidad y alegría. Entras por las puertas y quizás haya algún juguete por medio pero te la ves a ella ahí, de brazos abiertos, con sus ojos que anuncian felicidad y sus pocas palabras diciendo "mamá" "papá" que ahí es en ese momento donde se para el mundo y dices me da igual todo, la tengo a ella. No cambio ni la tranquilidad de antes por lo que tengo ahora, ni la limpieza de antes por la de ahora, porque antes estaba vacía, ahora estoy llena de vida, de una pequeña vida que ha llegado como ráfaga de aire fresco que lo que hace es alegrarnos los días.  Antes quizás todo estuviese más ordenado pero ahora está más lleno de vida. 

Comentarios

  1. jaja que verdad más grande, todo se llena de felicidad, de amor y de todo por medio, besos preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sii Marta, es increible la de cosas por medio que ponen, y el tuyo todaviá es pequeño verás cuando crezca jajaja Un besazo obnita

      Eliminar
  2. Pues en mi caso...ayyyy yo soy una enferma del orden y tooodooo el mundo me avisó que cuando tuviera un niño lo iba a pasar mal. Pues todo lo contrario, a ver mi casa no está tan impoluta como antes, pero no me puedo quejar. Mi hijo es como yo y está acostumbrado a recoger, además él no juega en el salón, juega en su habitación.
    Así que puedo sentirme afortunada, mi casa es felicidad y algo parecido al orden.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien!! La mía es que es muy peque aún y todo lo hace en el salón y lo tengo siempre manga por hombre. Voy detráscon la fregona y la bayeta siempre pero no puedo evitar que siempre haya cosas por medio jajaja Un saludo y muchas gracias por comentar.

      Eliminar
  3. A mi me pasa igual. Tengo la casa más o menos como puedo. Aunque lo cierto es que no está demasiado desordenada. No es algo que me preocupe en exceso porque séque es lo normal teniendo un peque. Algún día volverá la calma, jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues se puede decir entonces que tienes hasta suerte!! jajaja Yo a veces la mía es un auténtico kaos y me vuelvo locaaa!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares