Mi vida, mi todo


Ayer, tal y como dije en mi Twitter (@LiditaSwan) no pude subir post porque estaba en el hospital con mi hija. Llevamos un mes que entre pediatra, urgencias y demás no paramos y es que la pequeña no se termina de poner bien.

Desde bien pequeña mi hija es propensa a tener infección de orina, pero a ella al contrario que a otros bebés no les llega con fiebre sino con mal olor en el pis y dolores muy fuertes que la hacen rabiar.
Pues esto es un problema, primero porque la pediatra al no tener fiebre desconfía de cuando le digo que a la pequeña le duela al hacer pis y saca una y mil excusas para hacerte ver que estas equivocada. Cuando consigues convencerla te manda un cultivo de orina. Para hacerle un cultivo de orina a una niña tan pequeña se precisa de una bolsita que se la pones en sus partes y cuando hace pipi cae ahí dentro y ya se entrega a laboratorio. La bolsa, hablando mal y claro, es una puta mierda. Siempre se contamina, que si lleva mucho tiempo puesta se contamina, que si la tocas más de lo debido se contamina, vamos que no hay una vez que le haga una prueba de orina a la chica que le salga "flora mixta" lo que quiere decir que hay que repetir la prueba porque la muestra está contaminada. Bueno, al final terminé llevándola el viernes de la semana pasada a urgencias, la sondaron y le sacaron una muestra, esa muestra estaba límpisima, osea no tenia infección de orina, pero según la pediatra de guardia si tenía una vulvovaginitis muy fuerte. Bueno yo haciendo caso a lo que me decía, es ella la que sabe no yo, pues compre el gel y la crema que se me comentó pero la niña no mejoraba, al contrario la noche del lunes al martes mi hija se llevó toda la noche llorando y rabiando de dolor, así que volví para urgencias donde pasamos más de 9 horas pero al fin dieron con que tenía una cistitis muy fuerte y por eso mi niña lloraba a mares.

Cuando te ves en esa situación, que tu hija llora y llora y no sabes que hacer, la impotencia me puede. La ves ahí, tan pequeña, tan indefensa, que ni siquiera sabe decirte que le pasa, ella se limita a llorar, y me da tanta pena y tanta rabia que daría lo que fuera por evitar que estuviera ahí. Y es que en realidad, estos seres tan pequeños no son nada sin nosotros, si no les damos de comer, no los lavamos, no los atendemos, se mueren solitos y sin saber hacer nada y que injusta es la vida a veces.

Yo siempre había escuchado eso de "No sabes lo que se quiere a un hijo hasta que lo tienes" y cuanta verdad tienen esas palabras. Yo sabía que la iba a querer y amar con todas mis fuerzas ¿pero tanto? No no sabía que se podía querer a algo tan pequeño en dimensiones tan grandes. Cuando la miro veo que saca lo mejor de mí, mis ganas de todo, me alegra la vida. Lo más sencillo que haga puede alegrar mi día y es que yo no me veo sin ella. En cualquier situación que a ella le pueda provocar sufrimiento me cambiaría por ella, sin pensarlo, no hay opción al no, siempre estaría el sí por delante, lo que tenga que pasar a ella que me pase a mí.

No sé si cuando tenga otro lo querré igual, sé que más no porque es imposible, pero igual me supongo que sí, que el amor se multiplicará por 2 o por 3, y os aseguro que estoy deseando averiguarlo pero ahora la situación económica no acompaña. Mi abuela tiene 7 y ella dice que a todos sus hijos los quiere por igual, y es que el amor que alberga una madre no lo puede superar nada ni nadie, y con esto no digo que los padres no quieran a sus hijos, al contrario, sé que mi marido ama a mi hija con todas sus fuerzas, pero también sé que como yo amo a ese pequeño ser que tuve dentro de mí 9 meses no la quiere nadie en el mundo.

Esto no es más que un desahogo después de los días que llevo, es un momento de parón y de reflexión, y como esto lo voy a utilizar como mi vía de escape y de desahogo aquí he plasmado todo lo que llevaba por dentro. 

Espero no haberos cansado, me encantaría saber vuestra opinión de como os sentís cuando veis a vuestros hijos malitos o indefensos, así que estaré encantada de leeros. 


Comentarios

Entradas populares