Declaración de intenciones: Familia numerosa


Cuando creces en una familia numerosa llevas ganado en la vida millones de sentimientos y emociones que otra persona que no esté en tu situación no las podrá experimentar nunca.

Cualquier motivo es bueno para hacer una celebración, para reunirnos, para hablar, para reír, para contar y para comer, porqué no decirlo. Van entrando por la puerta un sin fin de personas que llevan tu sangre, con las que compartes ADN, a las que quieres y admiras.
Llega Navidad y la mesa hay que multiplicarla por 2 y por 3 porque por año somos más aunque a la misma vez somos menos. Por desgracia, esto es un ir y venir de personas, algunos que se van para no volver y otros que llegan para quedarse. Pero lo que estaba diciendo, no concibo una Navidad donde no haya más de 10 personas alrededor de una mesa, los niños correteando por el pasillo, los cantes de villancicos y las charlas más disparatadas que existan. Pero no sólo somos muchos en los momentos buenos, en los momentos malos las llamadas de teléfono son constantes "¿Qué tal?, ¿Cómo sigues?, No te preocupes" , son algunas de las frases que escuchamos, que nos alientan y nos enriquecen el alma. Y es que no hay nada más importante que no sentirte solo en la vida, ver y darte cuenta que estás haciendo un camino rodeada de la gente que quieres, que muchas veces están lejos, cada una viviendo en un sitio diferente pero unidos por un corazón grande.

Lo digo yo que aunque tenga una familia grande soy HIJA ÚNICA. Por parte de padre son 7  tías cada una con su descendencia y sus progenitores, a parte estaban mis abuelos que también tuve la suerte de disfrutar de ellos hasta bien entradita en años. Por parte de mi madre son 7 hermanos también, y lo mismo acompañado de sus propias familias, y al igual que por la parte paterna también tuve la suerte de disfrutar de mis abuelos. Soy afortunada en ese sentido he crecido con la suerte de enriquecerme de mis 4 abuelos hasta los 22 años que fue el momento que el primero de ellos faltó, pero eso sí desde bien pequeña tuve que crecer sin un padre, falleció demasiado joven por culpa de "la maldita enfermedad".

Ésto fue la pieza clave para que no tuviese hermano, para que mi madre decidiese que iba a criarme sola, con su esfuerzo constante para que no me faltase de nada. Es verdad, antes cuando era más pequeña no notaba tanto el no tener hermanos, pero a medida que vas creciendo te vas dando cuenta que es una parte fundamental en la vida de una persona. Me hubiese encantado tener un hermano, llamarlo, contarle, y tenerlo en todo momento para todo. Que alguien llevara mi sangre y que mi hija pudiese decirle tito/a. Me hubiese encantado poder tenerlo para disfrutar y compartir cada momento, desde el nacimiento de mi hija, mi boda, mi graduación en la universidad, hasta los más tristes y tener un hombro hermano donde llorar. 

Yo creo que por eso, por el simple hecho de haber crecido sin hermano me lleva a la directa decisión de darle hermanos a Valeria. No quiero que mi hija crezca sin ese pilar, quiero que tenga la suerte de completar el camino de su vida de la mano de alguien que lleve su misma sangre, que cuando sea más mayor pueda decir "voy a llamar a mi hermano/a" y sepa que va a estar ahí. 

Por el contrario que yo que por parte de padres tuve una familia extensísima, ella no la va  a tener, porque yo no tengo hermanos, tengo sólo a mi madre y que me dure toda la vida, y por parte de su padre solo tiene 1 tío y sus 2 abuelos, por lo que la familia no es que sea bastante numerosa. Así que su padre y yo hemos tomado una decisión, que en cuanto la situación económica lo permita porque no vamos a traer un niño al mundo para pasar penurias económicas, le daremos un hermano. Incluso puede que lleguemos a tener 2. 

Nos encanta la idea de poder tener 3 hijos, y poder llamarnos como tal "familia numerosa". Nos hace feliz pensar en 3 diablillos correteando por la casa. Que los besos y abrazos se multipliquen por 3 y los lloros también, aunque eso ya no hace tanta gracia. Sinceramente, si en el próximo embarazo me viniesen mellizos o gemelos, no me iba a quejar, casi que lo preferiría, y aunque muchos estén pensando que estoy loca, a mí dejadme con mis locuras que tarde o tempranos las haremos realidad.

Comentarios

Entradas populares