1 año de blog, con subidas y bajadas.



3 meses y 6 días después del último post vuelvo, vuelvo con más ganas que nunca y con otra forma de ver la vida, vuelvo siendo una Lidia nueva, renovada, con más aprendizaje pero también más cautelosa. No vuelvo un día cualquiera, y hoy no he vuelto por volver, vuelvo porque la ocasión lo merece y porque hoy no es un día como otro cualquiera, hoy hace justo 1 año que decidí embarcarme en el mundo del blog. 



Hoy hace un año que mi vida cambió, estaba de vacaciones por Madrid cuando decidí que necesitaba escribir todo lo que llevaba dentro sobre la maternidad. Compartir con más personas mi percepción de ésta y aprender de lo que otras quisieran mostrarme. Nunca me imaginé que ésta decisión iba a traerme tantas cosas a mi vida.

Ha pasado solo un año desde entonces pero ha cambiado tanto mi vida. Después de escribir todos los días todos los días de la semana durante más de 6 meses, llegué a superar las 1000 visitas diarias, teniendo un total de casi 70000 visitas en ese tiempo, llegó el momento que empecé a quedarme sin ideas, mi vida personal empezó a cambiar y eso influyó en el blog, cada vez escribía menos hasta que mi último post fue el 23 de Abril, el hablar de maternidad me cansaba, no tenía ganas ni fuerzas para contar nada puesto que mi estado anímico no estaba bien y aunque para muchos el escribir en el blog le serviría de vía de escape, en mi caso no era así, necesitaba estar sola, no pensar, no escribir y refugiarme en mí y en mi hija. Pero después de 3 meses, las cosas empiezan a fluir, empiezo a resurgir y no vuelvo a ser la Lidia que era hace un año atrás cuando comencé este proyecto, ahora soy mucho más madura, he aprendido mucho de la vida y sobretodo he decidido que mi blog va a ser lo que yo quiera que sea y se tocarán los temas que a mí me apetezca hablar, así que ésta será una nueva etapa. 

Cuando me creé el blog a los pocos días me cree Twitter para darle publicidad. Lo había leído en una de las páginas donde dan consejos para blogger principiantes, así que eso hice, y madre mía, eso sí que fue una gran decisión.

En Twitter he encontrado a personas que a día de hoy son amigas, personas a las que quiero y respeto por encima de todo. Personas que no hace falta verlas para saber si están bien o mal o para sufrir o alegrarte cuando ellas lo estén. De distintas edades, distintos pensamientos, distintas profesiones, cada una de un padre y una madre y cada una llevando la maternidad de una forma distinta pero con una cosa en común, el respeto y el buen rollo. 

Twiiter me ayudó a que mi blog subiera, a que cada vez fueran más las personas que me leían, a las que le gustaba como me desahogaba, a las que le gustaba mi forma de escribir que no era para nada profesional pero sí desde un punto de vista muy personal. Twitter me ha dado la oportunidad de conocer a gente con la que aprendo diariamente, gente que se ha preocupado por mí cuando he estado mal, que me quiere y me apoya desinteresadamente. Como en todas las casas, siempre hay alguna oveja negra que ha querido desentonar, pero como todo, lo tóxico mejor fuera de mi vida.

Convivir y compartir momentos con personas de distintas edades me ha hecho darme cuenta de cosas que desde mi edad y mi poca experiencia no lo hubiese conseguido. Las regañinas de unas y de otras, las palabras de apoyo, las colaboraciones en otros blog, todo, y cuando digo todo es todo ha sido enriquecedor a nivel personal y "profesional".

Hoy, haciendo balance quiero agradecer, agradecer a todos aquellos que me leyeron desde el principio y han seguido, a los que se fueron uniendo, a los que me leyeron una vez y no volvieron. Gracias al que me dejó comentarios, al que me animó a seguir escribiendo, al que me hacía saber las ganas que tenía de leer un post mío. Gracias al que me dejó una crítica constructiva, gracias a los troll porque con ello no solo aprendí a que no me importara la opinión destructiva de alguién, sino que supe quien estaba a mi lado pasara lo que pasara. Gracias a los que siempre me dais RT, a los que a pesar de no pensar como yo siguen ahí y podemos dialogar tranquilamente, gracias a los que me dieron consejos y me ayudaron cuando no sabía nada de este mundo, a los que me avisaron que no todo el mundo va con buenas intenciones y gracias también a la comunidad maternal que me acogió con los brazos abiertos.

También quiero felicitarme, por haber tomado la decisión, porque si no la hubiese tomado hoy no tendría en mi vida a mis "madres sueltas" a las que quiero, respeto, y apoyo en todo momento, las que han sufrido mi desconexion y sin embargo han estado ahí al pie del cañón, y cuando he vuelto ha sido como si no hubiese pasado nada. Alba, Andrea, Ángela, Bea, Belinda,Cris, Saioa, Irene, Elena, Maria, Natalia, Patricia, Yolanda, gracias infinitas a cada una, con el tiempo te das cuenta lo importante que es una palabra de aliento y un gesto cariñoso, y lo importante que es poder hablar de todo sin pudor. Os adoro.

He tenido la suerte de poder abrazar a 2 personas que forman parte de mi vida, he podido compartir días con ellas, y nos hemos hecho reales, personas a las que quiero por encima de todo. Tengo la suerte de compartir horas de teléfono con otra persona que a pesar de haber pasado una "mala racha" ya está todo claro y de los errores se aprende, una persona que a pesar de todo ha demostrado con creces lo que valora una amistad.

No puedo olvidarme de personas como Vanesa y Alberto, a los que quiero como si nos conociésemos de toda la vida, a Silvia, a Lía, con las que he tenido la suerte de colaborar en sus post y ellas en mi blog también, aunque a Lía aún le debo uno, que no se me olvida. A todas las integrantes del grupo de Fb que creé para poder ayudarnos entre nosotras. Gracias por supuesto a Idoia, porque pocas personas me han ganado en tan poco tiempo. Gracias también a Eli, por ser tan maravillosa. No me puedo olvidar de Rocio, que de no tener blog y hablar solo por twitter paso a seee uno de los apoyos mas bonitos y sinceros de este año. Se me olvida mucha gente y es que si tengo que ir uno por uno no acabaría nunca, así que en general muchas gracias a todos los que habéis compartido conmigo este año y espero que estéis en todo lo que está por llegar, porque no solo he vuelto hoy, he vuelto para no volver a irme. 

Comentarios

  1. ¡Bienvenida de nuevo a la blogosfera! (^3^)

    ResponderEliminar
  2. Que alegría leerte de nuevo!
    Tu blog es como tu casa...así que...si te apetece escribir...escribe! Pero por supuesto de lo que te apetezca y venga en gana, ya sea de maternidad o de zanahorias escabechadas.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Lidia! De eso se trata, de ser tú misma! Bienvenida de nuevo!!! Muchas gracias por incluirme en la lista de los que consideras importantes y lo digo desde la reciprocidad!

    ResponderEliminar
  4. Que alegría que estes de vuelta!!!! Mucho ánimo, bonita!!!! Un besazo

    ResponderEliminar
  5. Ualass Lidia! Que no sabía del cumple, que el blog cumplía un año! Muchas felicidades!!! Los meses sin escribir a veces son necesarios, te han ayudado a reencontrarte. Te agradezco mucho la mención y sabes que aquí me tienes cuando necesites. Colaboramos de nuevo cuando quieras!! Un placer! Un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
  6. bienvenida de nuevo, lidia!! me alegra que hayas pasado la racha difícil. nos seguimos leyendo mutuamente. besos!

    ResponderEliminar
  7. Que bonita eres. Y que bonito leerte de nuevo. Gracias por aparecer en mi vida y dejarme formar parte de la tuya. Te adoro!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario