Las familias "normales" y la homofobia

¿Tenemos derecho a sentirnos mal?


"Los verdaderos oyentes empáticos hasta pueden oír lo que se dice en el silencio. Lo más importante en la comunicación es oír lo que no se está diciendo"


Ayer, mientras hablaba como una amiga que lo está pasando mal me di cuenta de lo generoso que puede ser en muchas ocasiones el ser humano. Os pongo en situación, mi amiga está pasando por un bache anímico complicado, donde le cuesta ver el lado feliz de las cosas y mientras hablábamos de distintas situaciones salió un tema que yo no lograba entender. No logro entender como hay personas que incluso teniendo todo siempre se quejan por cosas que no tienen sentido, y claro está cada uno se queja de lo que le da la gana. Pues me hizo pensar en una cosa que quizás tenga razón y que yo desde mi lado más egoísta no había pensado. Ella me dijo "quizás esa persona se queja de cosas que para tí y para mí no tienen sentido, pero sin embargo para ella es todo un mundo y en el mundo en el que ella vive se siente totalmente mal y puede que lo esté sufriendo". Me quedé de pasta de boniato y me hizo pensar y dije para mí misma sabiendo lo que sé de ella, del estado en el que se encuentra y es capaz de ponerse en la piel de otra persona olvidando su problema y dándole valor al de los demás, y sinceramente me parece uno de los actos más generosos y maravillosos que he visto en mucho tiempo.

Todo ésto me hizo reflexionar y es que sea cual sea nuestra circunstancias ¿tenemos derecho a sentirnos mal aunque sabemos que haya personas que estén pasándolo peor? Pues sin duda sí. 

Yo soy una persona alegre, no me gusta estar mal, no me gusta llorar y mucho menos me gusta transmitirle a nadie como me siento. Es justo decir que pocas son las veces en las que yo me encuentro mal, donde digo "no puedo más". Sin embargo, me gusta escuchar, me gusta que me cuenten, me gusta apoyar y estar ahí día tras día dando mi apoyo o mi ayuda en lo que haga falta. Pero cuando se trata de mí, como me cuesta. Creo que durante años he aprendido a crearme una coraza, para que nadie entre a mi zona de debilidad y no pueda hacerme daño, que yo haga y deshaga con mi información lo que quiera y sólo haya  una persona la que me pueda destruir, YO MISMA. 

Desde que conocí al que ahora es mi marido la cosa cambió. Él me volvió a dar la confianza que necesitaba para poder contar mis miedos sin temor a que me hicieran daño, me cuida, me respeta y me mima como nadie, y es que eso es lo que necesita una persona para abrirse totalmente. Aunque no nos vamos a engañar, las mujeres a veces tenemos rayadas que por mucho que queramos los hombres no las entienden.



Últimamente, hay una persona que ha conseguido que me abra, que a pesar de estar acojonada por si me vuelven hacer daño se ha ganado mi confianza, seguro que ahora sabe más debilidades de mí que yo misma, pero a la vez de que me da pánico, me ayuda. Me ayuda a pensar que todo el mundo no es igual y que si en el pasado tuve malas experiencias con amigas, no todas son iguales.

Con todo esto he aprendido cosas que sé que quiero que el día de mañana a mi hija no le pase. Quiero que ella se sienta fuerte, que por muchos golpes que te de la vida te tienes que levantar y sobretodo siempre te tienes que poner en la piel de otra persona para ver tu vida desde otra perspectiva y en ocasiones incluso decir, "tengo suerte". Quiero que mi hija sea feliz, libre de prejuicios, buena persona, que sepa demostrar sus sentimientos y sobretodo una persona fuerte. Gracias a Dios, a Thor o a Harry Potter, tiene a dos personas a su lado, guiándola por el mejor camino que sabemos y sobretodo queriéndola, fortaleciéndola y reforzándola para evitar cualquier sufrimiento. Sabemos que es imposible evitarle todo, pero sí que intentaremos hacer de ella una persona fuerte y sobretodo una BUENA PERSONA. 

Comentarios


  1. Qué bonito!!! Y qué importante es tener al lado gente que nos quiere y que nos apoya. Yo hace tiempo que no tengo una amiga con la que desahogarme de esa manera, así que disfrútala y confía en ella. Un beso gordo preciosa. 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es importante pero cuando encuentras a alguien de verdad, que gente para rellenar hay a montones!! Un abrazo enorme preciosa y gracias por comentar.

      Eliminar
  2. Todos tenemos derecho a sufrir. Ya lo sabes. Y a cada uno le hace sufrir una cosa distinta. Las personas... somos muy complejas! Gracias por estar siempre al otro lado. Hablando contigo siempre aprendo y crezco personalmente. Me olvido de mis problemas. Mientras quieras...seguiremos reflexionando, riendo y llorando juntas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí, porque a pesar de no estar en tus mejores días estás, escuchas, haces darme cuenta de muchas cosas y sobretodo siempre tienes una sonrisa. Yo por mí te quiero para siempre, así que ésto va para largo. Un abrazo preciosa

      Eliminar
  3. El sufrimiento es un aprendizaje, tanto para crecer nosotros como para saber escuchar a los demás. Es muy importante tener a esa persona que sabe escucharnos, que nos mira a la cara y sabe que nos pasa algo. Aunque sea por sufrimiento, eres muy afortunada por tener a ese tipo de personas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario