Las familias "normales" y la homofobia

Las peligrosas reacciones de la alergia en niños


Llevaba tiempo queriendo escribir este post, pero entre una cosa y otra al final nunca lo hice, pero hoy después del tremendo susto que me llevé ayer me he decidido.

Allá por Noviembre del año pasado notamos como mi hija tenía algún tipo de intolerancia al huevo. Cada vez que comía huevo que no estaba muy hecho la zona de la barbilla se le ponía con parches rojos y empezaba con diarreas. Al principio no nos dimos cuenta que era por el huevo, no sabíamos que era, pero un día comiendo espaguetis con huevo, bacon y queso nos dimos cuenta que sí que era eso. 



Después de saber con exactitud lo que era fuimos a la pediatra que del tirón nos derivó al hospital al alergólogo. Éste cuando supo las reacciones que tenía la niña nos dio una noticia que casi nos da algo, ya que no la esperábamos. Teníamos que ir con un dispensador de adrenalina porque la niña tenía un tipo de alergía al huevo muy grave que podría ocasionar terribles consecuencias.

Cuando Luis y yo escuchamos eso se nos vino el mundo encima, la peque tenía una alergía muy grave al huevo y teníamos que tener mucho cuidado. Así que en casa desaparecieron los huevos prácticamente, hasta que llegaran las pruebas para saber a que tipo de proteína del huevo era alérgica. 

Fueron dos meses duros, porque ella no podía comer nada que llevase huevos, ni trazas de huevo ni hacer comida donde hubiese habido huevo, ni nada por el estilo, por lo que teníamos que llevar sumo cuidado y leer todas las etiquetas de todas los productos, que nos sorprendimos al saber que hasta los fideos llevaban huevo.

Pues justo al mes nos llamaron que estaban las pruebas de la alergia nos confirmaron que era alérgica a la proteína del huevo en crudo. El huevo tiene 2 tipos de proteínas, la que desaparece con el calor y la que permanece incluso exponiéndola al calor. Por una parte nos fuimos de la consulta con muy buenas noticias, la primera fue que la niña podría comer alimentos que contuviesen huevo siempre que estuviesen muy cocido, y lo segundo que el tipo de alergia que tenía la niña se le podría ir yendo con los años. 

Ahora estamos esperando que nos llamen para hacerle la prueba de comprobación. Consiste en llevar al hospital una tortilla muy hecha, o huevo duro muy hecho, para ver si la niña lo resiste, y hacerlo allí por si hay algún tipo de problemas, no haya complicaciones.

Aún, desde Diciembre estamos a la espera de dicha prueba, pero por ahora no ha habido problema. La niña ha comido alimentos que contienen huevo pero que estaba muy hecho y no ha habido ningún tipo de problema así que bien. 

Nosotros creíamos que ya había terminado nuestra pesadilla con las alergias de la pequeña, pero no.

Ayer por la mañana, fui a la pediatra porque la pequeña tenía mucha tos con muchos mocos, la pediatra me comentó que no tenía pitos ni nada, pero que le mandaba un jarabe "romilar en gotas" para que se le calmase la tos. Como por la mañana ya le había dado otro jarabe tuve que esperar a después de comer. He decir que mi hija para tomar las medicinas no es mala, pero esta con solo probarla decía que no y lloraba mucho. Yo suponía que no le gustaba el sabor, así que la "obligué" a tomársela, y cuando me vine a dar cuenta, la niña tenía la boca hinchada con un gran parche gigante blanco, se me estaba quedando dormida, y lloraba porque decía que le dolía la boca por dentro. Ante esta situación, la cual no se la deseo a nadie, llamé a mi madre porque no atinaba ni a conducir y en menos de 5 minutos estaba mi madre aquí y salimos pitando para urgencias.



Cuando llegué me metieron directamente para ver si la niña se le había cerrado la garganta y por suerte no, se estaba poniendo mejor, así que me mandaron el urbazón en gotas y todo fue mejorando.

Fue un rato desesperante, estaba muy nerviosa, y solo de pensar que podía pasarle algo me ponía mala.

Así que ahora volvemos a lo mismo, tendremos que empezar pruebas y descartar cualquier tipo de medicamentos que se parezca al romilar. Ya os iré contando.  

Comentarios

  1. No quiero ni imaginar el susto que os llevasteis... bueno... creo que "susto" suena a chiste en una situación así... De pequeño Erik reaccionó a un medicamento pero ni muchísimo menos como lo que explicas. Le hicieron pruebas y nada. Nos dijeron que era un falso positivo y nunca más le volvió a pasar. A ver qué dicen las pruebas que le harán ahora. Mucha paciencia, ánimos, y un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue un susto tremendo, encima yo estaba sola, porque papá estaba en rehabilitación así que tuve que llamar de urgencias a mi madre porque no podía ni conducir de los nervios!! El lunes tenemos cita con el médico a ver que nos dicen!!

      Un besazo y muchas gracias.

      Eliminar

  2. Ay! Pobrecita ella y pobre tú!!! De la alergia al huevo conozco a varios niños y a todos se les ha quitado en torno a los 4-5 años, así que casi seguro que a Valeria también 😊.
    En cuanto al Romilar mis hijos lo han tomado mucho de pequeños, sobre todo Diego que está siempre con sus toses y te puedo decir que tiene que estar asqueroso porque él nunca ha tenido problemas para tomarse las medicinas, pero cuando le daba el Romilar el pobre luego siempre pedía agua, agua, con cara de asco.
    Mis hijos los dos han tenido intolerancia a la proteína de la leche de vaca hasta los 18 meses, pero ha sido intolerancia, nunca alergia así que me imagino el gran susto que te llevarías y por supuesto el disgusto de verla así, pobrecita.
    Me alegro de que todo vaya mejor y ahora a ver si dan con lo que le ha dado esa reacción para que no le vuelva a pasar. Un beso fuerte family y qué suerte tener a las madres cerquitas. 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un coñazo cuando los peques tienen alguna intolerancia o alergia a algo. Yo desde bien pequeña he sido alérgica a muchísimas cosas y asmática y espero y deseo que mi hija no haya salido con esto, porque es un verdadero coñazo.

      un besazo preciosa y gracias por estar siempre.

      Eliminar

Publicar un comentario