Las familias "normales" y la homofobia

El dinero NO da la FELICIDAD


Ya estamos en Diciembre y hoy es el primer post del mes. Diciembre es sinónimo de Navidad, Fin de año, fiesta, familia, ambiente Navideño, Villancicos, adornos de Navidad, turrón, mazapanes, gente por las calles, regalos, compras y frío mucho frío.

A pesar de que la tradición dice que el árbol de Navidad y el portal de Belén hay que colocarlo en casa en el puente de la Inmaculada, cada uno lo hace cuando quiere, y nosotros ya no esperamos más y ayer por la tarde nos decidimos a montarlo. 

Era un Domingo por la tarde, hacía frío y pusimos villancicos infantiles para poner el ambiente a punto. Mi niña, con sus 20 meses ya es un poco más consciente de todo, por lo menos más que el año pasado. 

Sacamos el árbol y los adornos navideños, encendimos la play y activamos el youtube, e

scribimos villancicos infantiles y empezaron a sonar los villancicos de toda la vida un poco más actualizado y más dinámico ella estaba emocionada, bailaba y quería tocar todo a la par que sonreía sin parar.

"Con mi burrito sábanero voy camino de Belén, con mi burrito sabanero voy camino de Belén, si me ven, si me ven voy camino de Belén"  Este es el villancico estrella, a mi hija le encanta y a mí más que a ella, ahí estaba yo, rodeada de espumillón y bolas bailando ese temazo. 

Cogimos el móvil, y a pesar de estar los 3 en pijamas, nos dedicamos a echarnos fotos mientras nos reíamos y disfrutábamos, parecíamos 3 niños pequeños. El momento TOP es cuando colgamos en nuestro árbol, nuestras bolas de Harry Potter en el árbol , que por cierto ha quedado precioso y es que nuestro lado más friki no puede faltar. 

Es de esas veces en las que te sientes llena de verdad, miras a tu alrededor y ves que tienes contigo a las personas más importante de tu vida, que no puedes ofrecerle muchas cosas materiales, no todas las que quisiera, pero no importa están ahí, sonriéndote, queriéndote, siendo felices, y eso te reconforta. Reconforta ver como la ausencia de dinero no hace que se destruya la relación sino que la une y la hace más fuerte, reconforta ver como no estás sola, y que tu hija con 20 meses lo que más necesita son abrazos, besos y momentos como el que vivimos ayer los 3 mientras montábamos el árbol, no tantas cosas materiales como yo creía. Es verdad eso, que yo misma he dicho siempre de que los juguete se terminan olvidado pero los momentos vividos y el amor que nos dan, eso no se olvida nunca. 

Dicen que la Navidad es la época donde más sentimientos se demuestran pero yo no sé si es por ese motivo o porque es el momento de decirlo, pero a pesar de estar pasando por un bache económico, a nivel sentimental es la vez que más querida me siento, que más segura, que más feliz. Tengo la suerte de tener la familia que tengo, tenemos salud, estamos papá y yo juntos, y nuestro pequeño regalo crece a la velocidad de la luz con mucho amor y eso no está pagado con nada. Luego tenemos una familia en general que no todos tienen la suerte de tener, unida, que nos ayudamos, que nos queremos y que son un pilar fundamental para nosotros. Tenemos pocos amigos pero los que tenemos son de verdad, de los que aunque no los veas en años sabes que están ahí siempre. Y porque no, aunque pueda parecer loco, todo lo que este blog y las redes sociales me ha dado, gente de verdad, de corazón, de cada punta de España, pero llena de valores, palabras bonitas y gestos que aún los hacen mejores personas. Yo por suerte puedo decir que este mundo me ha dado gente a la que ha día de hoy quiero, aprecio y me importan, me importan tanto como si estuvieran a mi lado, y es que aunque digan que el mundo 2.0 es de postureo y de bien queda, yo tengo la suerte de decir que no. A través de un teléfono y de un pc he podido comprobar lo más bonito de un ser humano, la ayuda incondicional sin conocerte de nada, he conocido a lo que es una persona en su esencia, y yo tengo la suerte de decir que soy una afortunada. 3 meses han dado para mucho, pero me soy feliz, muy feliz, y sé que ésto no ha hecho más que empezar. Gracias por todo y os quiero. 

Comentarios

  1. Tienes toda la razón,el dinero hay cosas que no puede comprar y lo mas importante son los momentos vividos mas que lo material,yo también tengo la suerte de estar con una persona maravillosa ^^

    ResponderEliminar
  2. Qué emotivo. Me encanto. Fuerzas y a ser feliz, que el dinero es un problema pero hay realmente cosas mil veces peores. Los seres queridos no están para siempre y cada momento que tenemos es una bendición. Muchos abrazos :D

    ResponderEliminar
  3. Estoy en total acuerdo contigo! casi paso por lo mismo, pero como dices no por falta de dinero puedes permitir que todo este mal, sino sacar valor y vivir, ser feliz y disfrutar lo poco o lo mucho y la unión familiar es lo mas lindo :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario