Las familias "normales" y la homofobia

¿Dependen de los padres la forma de ser de los hijos?


Si todos los niños se criasen siguiendo los mismos patrones, ¿se comportarían todos igual?

Esta es una pregunta que leí el otro día en un artículo de un periódico local. En él venían a dar entender que si los niños se criasen todos siguiendo unas pautas (como el que aprende una asignatura en el colegio) todos serían iguales. Dejarían de haber niños que fuesen delincuentes de mayor, que haríamos de nuestra sociedad un lugar mejor. Pero para que todo esto pasase, según decía el autor, había que establecer una pautas, gustasen o no a las familias, que estuviesen fuera de creencias religiosas, de costumbres que pudiesen hacer cambiar los comportamientos de los niños.

Mientras leía la noticia alucinaba, me parecía increíble que un periódico, ya sea autonómico, local o a nivel estatal, publicase un artículo de ese calibre sin ni siquiera basarse en un estudio ni en nada, era simplemente la opinión de un escritor, que creía que sería lo correcto y lo expresó como si fuese lo ideal y sobretodo como si fuese a causar efecto.

Bajo mi punto de vista está equivocado, es más es un completo error. ¿No has escuchado nunca a una madre decir "si yo los he criado igual no sé porqué actúan distintos"? Pues creo que te lo he dicho todos. Una madre que cría a sus 3 hijos de la misma forma, con los mismos recursos, con el mismo cariño, y con los mismos valores puede encontrarse en la tesitura, que se encontrará seguro, de que ninguno de los 3 sea iguales. Que cada uno adquiera de la enseñanza que se le emplea en casa lo que quiera y lo que crea conveniente. Que a nivel mental no todos tenemos las mismas capacidades ni las mismas formas de ver la vida, mientras esa mujer piensa e intenta enseñar que el racismo es malo y que todos somos iguales, uno de sus hijos dirá mi madre tiene razón y el otro dirá que no, y al final cada uno lo cogerá como le de la gana.

Dar por supuesto que criar a todos los niños bajo las mismas pautas sería un acierto y que haríamos desaparecer la violencia y la delincuencia de nuestras calles es ser un poco bocazas. Ojalá tuviera razón, y se pudiera hacer desaparecer a esa lacra de la sociedad, pero no es algo que se pueda hacer al 100%. Las madres podemos enseñar que está bien, llenar a nuestros hijos de valores positivos, pero ellos vienen ya desde fábrica con unas emociones, unos sentimientos distintos, que los hacen diferente a los demás. Ninguno somos iguales, por suerte o por desgracia, pero cada uno nacemos dando prioridad más a unas cosas que a otras.



A mi parecer, con este "genial" artículo se vuelve a cargar de culpa a los padres de la crianza de sus hijos. Da a entender que los padres tenemos la culpa de que hayan niños que de mayores sean delincuentes, cargan a los padres de una responsabilidad que no les toca. 

Como diría mi abuela "Hay madres, madrazas y madrecitas, hay padres, padrazos y padrecitos", esto quiere decir que hay de todo en la viña del Señor, y habrá padres buenisimos y otros qu eno merezcan la pena, pero aún así no podemos cargar de culpa a los progenitores de los comportamiento de sus hijos. En todas las familias siempre hay una nota discordante, pero eso no quiere decir que los padres lo hagan diferente con unos hijos que con otros, simplemente que cada uno somos diferentes. 

Comentarios

  1. Mi madre es una de las que dice que nos ha criado a todos igual, y , sinceramente, no es cierto. Yo ahora tambien soy padre de dos niños y he intentado educarlos de la misma forma, pero es totalmente imposible. Hay que tener en cuenta que pequeños detalles, que quizas no les demos importancia, pueden tener una repercusion crucial en el desarrollo de un niño. Hay que tener en cuenta tambien que , por ejemplo, la disponibilidad y la experiencia no son lo mismo con el primero que con el resto. Tambien que no somos máquinas , que envejecemos, que, aunque quisieramos, somos incapaces de repetir paso a paso la infinidad de acciones, comentarios y hechos que afectan al aprendizaje de un niño. Que tambien es imposible que la experiencia de un niño sea identica a la de otro, incluso siendo gemelos ( uno se caera y el otro no, a uno le arañará el gato, al otro no. El hecho de que haya consolado al niño que araño al gato producirá un efecto en el otro que desencadenara una reacción que no se puede controlar y ahí empezará un diferencia de caracter entre ellos . ).
    Por supuesto que depende totalmente de los padres el carácter, la educación y los hábitos de los niños, lo que no quiere decir que lo podamos controlar, pero si, depende de nosotros. Es cierto que a partir de cierta edad son muy influenciables por su entorno social mas directo ( amigos del cole, de fútbol, etc,... ) pero a la larga acabarán actuando de la misma manera que el adulto que les ha servido de modelo ( que no siempre son los padres, y si, eso tambien depende de si los padres en su día le enseñaroin como reaccionar o a falta de esa información tuvo que buscarla en otro adulto ).
    Es cierto que somos todos diferentes, por lo que he explicado antes: la infinidad de matices que pueden afectar a la educación y que es totalemte imposible controlar en su totalidad. Pero una cosa es segura, y es que los hijos de unos mismos padres suelen tener bases muy parecidas, incluso si hay diferencias genéticas ( adoptados ), pero hay demasiadas variantes incontrolables para que podamos editar a la carta la educación de nuestros hijos. Por lo tanto: si, el comportamiento de los hijos depende de los padres. Otra cosa es que no se hayan dado cuenta de lo que ha desencadenado cierto comportamiento o carácter, pero la ignorancia no implica inocencia.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario