Las familias "normales" y la homofobia

Ciberbullying a una niña de 6 años


Buenos días, tardes o noche de Domingo, dependiendo de la hora a la que me leas. Después de estar dos días un poco ausente porque he tenido a la pequeña malita, hoy vuelvo. Vuelvo con muchas ganas y con mucha rabia a la vez, porque he leído en las noticias un suceso que me pone de muy mala hostia.

Ayer, mientras bicheaba por Internet me encontré con un artículo en el que el titular decía: "La red ataca a la hija de los Beckham por su físico", y no pude otra cosa que entrar en la noticia. 

Beckham




En ella contaban que la familia Beckham había pasado unos días en la playa y como es costumbre en ellos lo compartieron con sus seguidores en las redes sociales, lo que no sabían ellos eran que se tendrían que arrepentir de eso. 

Cuando colgaron las fotos de sus hijos, se incluía también fotos de la benjamina de los Beckham,en la que disfrutaba con su familia de esos días. Entonces, el aluvión de mensajes sobre el físico de la pequeña de 6 años, demostró la clase de seres que hay en el mundo.  Los comentarios iban relacionado a un "sobrepeso" que habría cogido la pequeña Harper Beckham, una niña normal a la que con esa edad lo más importante es comer sano, jugar y disfrutar.

Beckham

Esto me hace pensar muchas cosas pero sobretodo ¿Tenemos el necesidad de acosar, insultar, ridiculizar a una niña de tan sólo 6 años por un supuesto sobrepeso?

Es que me parece cuanto menos desproporcionado. No creo que está chica tenga un sobrepeso, pero en el caso que lo tuviera ¿Quienes somos para descargar contra una cría toda la mierda que llevemos por dentro? Es lo más ruin y miserable que he visto últimamente por las redes sociales

Gracias a Dios, la pequeña de los Beckham es todavía pequeña por lo que no utiliza las redes sociales y no ha podido leer la cantidad de improperios que le han regalado gratuitamente, pero sí que sus padres han tenido que vivir ese mal trago. Por lo que he leído estaban muy disgustados, y no creo que sea para menos, pero no han denunciado la situación para no crear más "boom" social y que esto pueda llegar a oídos de su hija, por lo que han decido borrar todo lo que habían puesto. Y la decisión de subir fotos de su hija a las redes sociales se habrá acabado. 

Cada vez me da más vergüenza y más miedo esta sociedad en la que vivimos. No es normal que tengamos que ver como unos cuantos desgraciados le intentan hacer la vida imposible a otros. Es que no tiene lógica que dediquen su tiempo en insultar y menospreciar a una niña pequeña y menos por su físico. 

Luego nos quejamos de que cada vez hay más casos de adolescentes que llegan a tener problemas alimenticios, y no me extraña, si en vez de meternos en la vida de los demás nos dedicáramos a hacer con nuestra vida un fin positivo, las cosas nos irían mucho mejor y desaparecerían muchos complejos que podamos tener. 

Como madre no sé como reaccionaría al ver semejante salvajada, seguramente me pondría como una energúmena a contestar a todos los desalmados que fuesen capaz de menospreciar a mi hija, aunque también soy consciente que seguro eso no sería lo mejor, pero es que esta situación me puede. Yo siempre he sido gorda y no por eso me he merecido que me vayan diciendo cosas por mi físico y menos siendo pequeña. No somos conscientes de que a esas edades ni hay seguridad, ni confianza en sí mismos y que todavía no han llegado a la temida adolescencia y les podemos joder la vida. Joderles la vida a personas porque no tenemos mejor cosa que hacer, que hacer daño. Este no es el camino, y que las leyes deberían de ponerse duras con el tema del ciberbullying y el acoso. 

Nuestra libertad termina cuando empieza la de otro, que no se nos olvide nunca y que no tenemos derecho a opinar sobre otras personas y mucho menos a un niño.


Dejemos que los niños disfruten y que crezcan sin ningún prejuicio y felices, queriéndose sean como sean, dejemos de hacer daño gratuito y sobretodo empecemos a ser personas civilizadas, de esas que se muevan por lo que les dice el corazón, que ayuden, que sean amables, que no utilicen una palabra fuera de lugar y sobretodo que no juzguemos un físico, que cada persona es como es y sobretodo que dejemos a los niños vivir felices y tranquilos, fuera de esta sociedad que está de mierda hasta los ojos. 



Comentarios