Las familias "normales" y la homofobia

Carta a mi yo del FUTURO


Hace una semana dije por mi Twitter que  iba a escribir una carta a mi Yo del pasado y del futuro. La primera que hice fue la carta a mi yo del pasado, que la podéis leer pinchando el anterior enlace, y me pareció un ejercicio muy bueno donde poder descargar emociones y sentimientos que necesitaba sacar, necesitaba tranquilizar a esa niña y adolescente que crecía con angustia por no saber que pasará, pero hoy estoy aquí para escribirle a mi yo del futuro.

Mi yo del futuro puede ser la de dentro de 10 años, la de mañana o incluso la de dentro de unas horas. A esa persona que soy yo misma me encantaría decirle muchas cosas, y a la misma vez no sabría como empezar. 

¿Qué se le podemos decir a nosotros mismos en el futuro?

En el pasado es mucho más fácil porque ya sabes lo que has vivido, lo que te gustaría cambiar y con lo que deberías tener cuidado, pero el futuro es incierto, y no hay nada escrito, aunque haya quien crea en el destino y en que nuestras vidas ya están escritas. 




Lo que si tengo claro es que a la Lidia de dentro de unas horas no le diría las mismas cosas que a la Lidia de dentro de 10 años. Supongo que dentro de 10 años mi vida habrá cambiado algo más, supongo que habremos salido del paro y que nuestra vida habrá cambiado. Supongo que tendremos más hijos (cosa que me hace tremendamente feliz) y económicamente estemos mejor, pero lo que sobretodo espero es quede salud esté todo bien, mío y de los míos. Espero poder seguir disfrutando de mi madre, y de mi familia en general. 

Pero lo que sobretodo le diría a mi Yo de todo lo que queda por venir es que siga luchando por lo que quiere, incluso si llega a conseguirlo que no se rinda, que cada día es un día de aprendizaje y de esfuerzo. Que siga siendo amable, que de las gracias, que pida perdón y que no deje de recordar a la gente que le importa lo que siente por ellos. Que siga con esa fuerza tanto mental como física para superar los problemas, que no se separe en ningún momento de Luis, porque sin duda no es nuestra media naranja, él es nuestro limón entero. 

Que no deje el blog por mucho que lleguen tiempos donde se aburra, recuerda que ésto es lo que de verdad te gusta, te gusta escribir, compartir tus ideas y sobretodo te gusta lo que este blog ha creado, como es el conocer a gente verdaderamente maravillosa que  la vez espero que sigan conmigo en ese futuro que menciono.

Espero que a media que vayan pasando los años los sueños se vayan cumpliendo, espero que haya ido al museo de Harry Potter y al musical del Rey León. 

Pero sin duda le diría que no se deje llevar por malas influencias, que siga siendo respetuosa, que no sea tan cabezota como lo soy ahora, aunque depende para que sea bueno o no, que valore lo que tiene, el esfuerzo que tiene conseguirlo y que siga disfrutando de lo que más queremos y que viva el día como si fuese el último, que nunca sabemos cuando se va acabar esta dura pero preciosa aventura que llamamos vida. 

Comentarios