Las familias "normales" y la homofobia

Test de O'Sullivan y la incompetencia del personal sanitario


Todas las embarazadas a lo largo del embarazo tienen que hacer  muchos tipos de pruebas para vigilar su salud y la del futuro bebé.

Obviamente, prácticamente todas las pruebas se les hacen a las embarazadas del mismo tiempo, es decir a las 12 semanas, hay analítica de sangre para todas, y así. Pero hay una prueba que es fundamental para evitar problemas posteriores y es el Test de O'Sullivan.

tEST DE o'sullivan



Este test se hace entre la semana 24 y la 28 de gestación, y es la que nos ayuda a saber la cantidad de azúcar que tenemos en sangre para descartar así una diabetes gestacional. Si te sale dentro de los niveles normales todo está correcto, pero si te sale por encima, debería de realizar otra prueba mucho más desagradable que será la curva de la glucosa o lo que es lo mismo la curva del azúcar. 

Pero yo os voy a contar mi experiencia con el Test de O'Sullivan. 

Recuerdo que estaba de 27 semanas, y fue en ese momento cuando la matrona decidió hacerme dicho test, teniendo en cuenta que tenía antecedentes familiares que tenían diabetes debería habérmelo hecho antes, pero bueno. Llegó el día, me avisaron que tenía que estar allí en ayunas a las 8 en punto porque una vez que te tomas el tarrito que te dan tienes que esperar una hora para poder sacarte sangre. Pues yo llegué con el que por aquel entonces era mi novio y fui a pedir el tarrito, yo llevaba impreso un papel que me había dado la matrona pero para sorpresa de todos ese papel no era el que me daba el consentimiento de hacerme la prueba, a esa hora en el ambulatorio no estaba ni Cristo, pero menos mal que mi médico de cabecera y me pudo imprimir la solicitud para que pudiese hacer la prueba. Después de estar buscando a quien me sacara el papel volvimos a la sala de enfermería, allí las enfermeras que no se caracterizan precisamente por su amabilidad me dijeron que yo debería haber ido a las 8, les conté que ya había ido y que una de sus compañeras me dijo que no me lo podía dar sin el papel. Tras eso me ofrecieron el tarrito y con tono muy desagradable me dijo tómalo ligera porque a las 9.30 cerramos, eran las 8.30, ya íbamos mal. Me lo tomé de un sorbo para no perder tiempo y aunque me moría de fatigas pude soportarlo. Llevaba sentada esperando como unos 50 minutos cuando para mi sorpresa salió la enfermera simpática (nótese mi ironía). Me comunicó que me tenían que sacar sangre porque ya no había nadie para extracción de sangre y que ellas se tenían que ir a desayunar. Obviamente, era primeriza y casi lerda, también os lo reconozco, pero le dije que me habían dicho que tenia que esperar una hora y que todavía no había pasado ese tiempo, al o que ella me respondió que eso no pasaba nada. Claro yo pensé ella estará harta de hacer esto, sabrá más que yo. Pues nada me dispuse a sacarme sangre y luego me fui a casa. 
A la semana tuve que ir a por los resultados y me salieron positivos, yo como no estaba muy conforme le informé a mi médico de cabecera lo que me había sucedido y me dijo que entonces esa prueba es errónea, que no servía de nada que lo mejor era volver a repetirla y que se cumpla el tiempo establecido.
Maldije a la enfermera mil veces, pero bueno volví a pedir cita y ya no había hasta la semana siguiente. Estamos hablando que ya íbamos por la semana 30 de embarazo, el estado iba avanzando pero la prueba aún no se había hecho. Bueno volvimos y se hizo la prueba correctamente, volví a por los resultados a la semana y seguían dando positivo, por lo que me mandaron directamente a hacerme la curva del azúcar, pero esto ya sería en el hospital. Al hospital podías ir cuando quisiera así que al día siguiente a primera hora de la mañana estaba yo allí, para que el embarazo no estuviese más avanzado, pero claro ya estaba de 32 semanas.Bueno pues hice todo lo que había que hacer y me dijeron que hasta dentro de uno 8 o 10 días no estarían las pruebas, otras 2 semanas, nos habíamos puesto en la 34 y fue ahí cuando me dijeron que tenía diabetes gestacional. 

Me diagnosticaron diabetes gestacional a la semana 34, prácticamente a las puertas de tener al bebé. Claro la matrona directamente me derivó al ginecólogo y cuando éste vio todo lo que había pasado y las pruebas que salían positiva me dijo que era para nada tomar algún tipo de medida entonces, que si yo había tenido diabetes gestacional durante el embarazo y no lo había sabido ya no se podía solucionar. Claro a mí me asustó, pero él me dijo que no me preocupara que la niña venía muy bien y que no tenía porque pasarle nada, pero que le diera el nombre de la matrona porque tenía que tomar medidas en el asunto.

Justo a las 4 semanas dí a luz, me puse de parto a las 38+5, que por cierto la matrona la última prueba no me la había mandado me tuvieron que administrar antibióticos porque como ya no se podía saber si había o no había riesgo, lo ponían y se quitaban de problema. 

Como podéis ver, la matrona que me tocó era lo más inútil que os vais a encontrar en vuestra vida. Pero bueno con todo esto aprendí que la próxima vez sabré todo esto y seré yo la que si no me ponen en sobreaviso, avisar., para evitar cualquier tipo de riesgo tanto en mí como en mi bebé. 

Comentarios

  1. Ay amiga, pásate por mi blog y mira mi experiencia con la diabetes gestacional. De incompetentes está todo el mundo lleno. Como resumen te diré que estuve pinchándome todo el embarazo para controlar el azúcar y a las puertas del parto se descartó cualquier tipo de diabetes. En medio mucho cabreo por médicos que no me hacían ningún tipo de caso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos apañados con este sistema sanitario, cada vez esta peor. Voy a buscarte yaaa para leerte!!! Un besazo mi amor

      Eliminar
  2. Yo iba acojonada pq todas mis amigas con hijos me habían dicho q era asqueroso el líquido y q daban unas arcadas q flipas. Y claro, llevando 5 meses vomitando hasta la saliva q tragaba pues me cagué viva. Pero luego, cuando me lo dió la enfermera, fresquito y todo, me supo hasta bien, un zumo de naranja muy azucarado. La prueba bien y a otra cosa.
    Con el segundo no tuve tanta suerte, pq me salio alta y al final diabetes gestacional, pero probé el de limón, q está un poco más asquerosote. Por lo menos a mi me lo detectaron todo a tiempo y lo lleve bien con la dieta. Un besote nena y espero q si te da la neura de ir por un segundo, vaya mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí tampoco me pareció tan asqueroso el liquidito la verdad jaja como me gustan tanto los zumos de botes y están muy azucarados lo mismo era por eso jajaja. Pero me alegro que por lo menos fuera bien, y que te hicieran las pruebas en los dos casos a tiempo, no es normal lo que pasó conmigo. Nosotros tenemos pensado tener otro, pero tal y como está la situación ahora económica difícil es, asi que habrá que esperar un poco más y sobreotod cuando ese momento llegue ya estaré yo atenta para que la inepta de la matrona no sea la misma jeje. Un besazo enorme preciosa

      Eliminar
  3. Que incompetentes de verdad, menos mal que tu niña nació perfecta hija.

    Me estoy poniendo al día que he estado sin móvil y no podía leerte, besos corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si guapa, de incompetentes está el mundo lleno y se aprovechan de que eres primeriza y hacen lo que le dan la gana. Muchas gracias por leerme siempre. Un besazo preciosa

      Eliminar

Publicar un comentario