Las familias "normales" y la homofobia

El engaño de las dietas milagros


Desde hace un tiempo a aquí solo veo anuncios de dietas que te aseguran perder muchísimo peso en un tiempo casi imposible. Te dan seguridad, viabilidad y sobretodo unos argumentos que pueden llegar a convencerte. 

dietas milagro



En la desesperación que podemos sufrir algunas personas por perder peso es donde ellos se agarran para crear semejante salvajada. Se aprovechan de las debilidades de una persona para prometerles el oro y el moro, pero si te das cuenta nunca, nunca te hablan de las consecuencias que puede traer a tu salud este tipo de dietas.

Como siempre he contado, soy una persona bajita y de complexión ancha, vamos que soy gorda, no soy un tonel pero si estoy gordita. Nunca ha sido para mí una preocupación, no he tenido complejos y siempre me ha dado bastante igual lo que pensaran los demás, por eso creo que nunca me ha afectado si alguien en un momento determinado me ha querido insultar, aunque os reconozco que si eso ha pasado ni lo recuerdo. Pero si que es verdad que siempre he estado haciendo dietas, más bien por salud que por otra cosa, y llegó al pueblo una chica que ya era nutricionista pero que se había formado de una dieta específica en los EEUU y que según ella daba muchos resultados. 

Un pueblo ya se sabe como es y el boca boca está a la orden del día, y fueron algunas las primeras atrevidas en probar esa dieta. Una de mis conocidas la hizo y cuando la vi que al no llevar ni 1 mes se estaba quedando realmente delgada me decidí. La dieta costaba un pastón cada vez que ibas, por lo que necesitaba el consentimiento de mi madre y sobretodo que ella lo pagara sino mal íbamos. Mi madre siempre ha estado encima mía para que me cuidara y no me dejara ir, que a la larga el peso iba a ser perjudicial, así que como en aquel entonces podía, me pagó el tratamiento.

La dieta era conocida como la "dieta de los sobres". Consistía en que JAMÁS bajo ningún concepto podías probar nada de lo que te dijese, sobretodo algún alimento con azúcar. Recuerdo que yo cuando hacía dieta lo que comía eran chicles para la ansiedad y hasta eso estaba totalmente prohibido. Las comidas consistían en unos sobres que tú echabas en la sartén y dependiendo del que eligiera era una comida u otra. Uno de los sobres que más asco me daba pero que tuve que comer era el de tortilla a la francesa. Abrías el sobre y echabas esos polvos en una sartén y justo se convertía en una tortilla a la francesa, no os miento cuando digo esto. Vamos si tú no sabes que eso era un sobre te crees que era una tortilla normal y corriente. 

A mí por ejemplo la lechuga como no lleve atún o algo así no me gusta, pues en esa dieta estaba totalmente prohibido lo único que podía comer era lechuga con cebolla, sin nada más, todo lo demás tenía que ser de sobres.

Yo estaba muy motivada y aunque me moría del asco lo llegué hacer, en menos de un mes llegué a perder más de 20 kilos, yo estaba en una 46 antes de empezar y cuando perdí ese peso me quedé con una 38 de pantalón, había desaparecido mi "barriga" y las anchuras de mis caderas se habían reducido.  Yo tenía puesto un tope de 20 kilos o de 25 no recuerdo bien, porque no me hacía falta perder mucho más así que antes de llegar a mi tope lo dejé.

Mi cuerpo ya empezó a notar los estragos de la masacre que estaba haciendo y aunque había perdido mucho peso, también estaba perdiendo salud. Esa dieta la hice con 18 años por lo que era muy joven, siempre había sido de menstruación regular, pues la dieta provocó que me desapareciera. Me daban unos dolores de cabeza alucinante, y a veces me sentía sin fuerzas y muy cansada.

Así que viendo como estaba decidí abandonar la dieta, en la que había gastado mucho tiempo y dinero. 

efecto reboteComo era de esperar, una vez dejas los malditos sobres y empiezas a comer comida normal empecé a esponjar, y lo que había perdido en un mes comiendo mierda lo recuperé en nada de tiempo pero multiplicado por 2.  Era obvio que eso haría un efecto rebote pero yo pensaba que cuidándome lo conseguiría, pues no, ni manteniéndome comiendo comida sana lo logré, volví a coger el peso que había perdido, eso sí, mi salud volvió a la normalidad y como yo digo, estaba GORDA PERO SANA. 

Así que desde entonces no he hecho ninguna dieta de ese tipo, ni herbalife ni nada, mi única dieta es comer sano y hacer ejercicio (entre nosotros, de esto hago poco)y así voy lo mejor que puedo. Es verdad que mi constitución de cuerpo es ancha y eso por mucho que quiera no lo voy a cambiar, así que como yo no tengo ni complejos ni nada voy a mi ritmo, a veces más delgada y a veces más gordita , pero soy feliz y estoy muy sana.

Mi consejo es que tengáis cuidado con las dietas milagros, que son un milagro para perder y además hacen magia, tú perdiste 10 y con ellas recuperas 20. 

Comentarios