Las familias "normales" y la homofobia

Síntomas de embarazo


Cada embarazo es un mundo y como tal, los síntomas que yo tuve quizás otra mujer no los sienta.

Uno de los principales síntomas que había tenido es algo que a nadie le había ocurrido y si le había ocurrido no era en el momento que me sucedió a mí. Estaba a 3 días de que me bajase la regla, yo ya me encontraba rara, no os puedo decir exactamente como, pero no estaba como normalmente. No sé es un instinto que tenemos las mujeres o es que yo a veces tengo dotes de adivina pero no dejaba de rondarme por la cabeza que podía estar embarazada. Desde ya os digo que mi embarazo no fue buscado, por lo que no esperaba quedarme.

El primer síntoma, y el más raro fue las hemorroides, sí tal y como lo leéis hemorroides. Yo soy más rara que nadie y mientras que a todo el mundo le salen una vez que nace el niño provocado por el esfuerzo de parir, a mí me salieron antes, sin esfuerzo, vino para joderme durante todo el embarazo. Jamás había tenido hemorroides y como soy un poco hipocondríaca estaba acojonada. Desde que con 7 años perdiera a mi padre por culpa de un cáncer, la hipocondría aparecería en mi vida y a veces es demasiado jodida (algún día os hablaré de ello).

El día que tenía que bajarme mi amiga la menstru, por la mañana fui a mi médico de cabecera para contarle mi problema, éste sin ver nada raro,algo que era obvio, me mandó unas pastillas, el dolor que provocan son una tortura.

Al médico fui acompañada de mi madre, y en ningún momento yo había comentado a nadie la posibilidad de mi embarazo, pero como sé que cuando se está embarazada no puedes tomar medicación, nos sentamos a desayunar en una terraza y no pude otra cosa que contarle a mi madre lo que me pasaba. En ese momento mi madre me dijo que no tomara los medicamentos y me hiciese la prueba, así que sin pensarlo 2 veces fui a la farmacia a por un predicto. El resultado fue positivo, como habréis podido comprobar.

Si os digo la verdad, las primeras semanas quitando las hemorroides no tenía síntoma ninguno, estaba tan normal, yo misma me asustaba, pero todos me decían que hasta a partir de la semana 8 no empezaría a notar malestar. Y cuanta razón tenían, en la semana 8 llegaron a mi vida las náuseas. Me parece uno de los síntomas más molestos que hay, y aunque yo no he vomitado en todo el embarazo, el tener durante todo el día ganas de vomitar no es precisamente agradable. Mi matrona cuando le comenté lo de las naúseas me recomendó que me tomara unas pastillas de la farmacia, "cariban" se llamaban, joder con "cariban" eran mano de santo pero costaban un ojo de la cara. 

Los primeros meses se redujeron a esos síntomas :

  • Hemorroides.
  • Nauseas.
  • Sueño, mucho sueño.
  • Algún dolorcillo, tipo regla por la adaptación del útero.
En el segundo periodo del embarazo no noté nada, las náuseas desaparecieron y el sueño en parte también,las hemorroides se quedaban conmigo de por vida así que, pero bueno se podían controlar. Puedo decir que tuve una parte del embarazo estupenda donde disfruté más de todo.


Sin embargo, cuando entramos en la última fase las cosas empezaron a complicarse. No recuerdo bien que semana era exáctamente pero entre la 32 y 33 ya tenía reposo absoluto, no podía moverme porque la nena venía con ansias de salir y había que evitar que eso ocurriera tan pronto. El hinchazón de los pies era horrible, tenía los pies como botas, incluso me dolían cuando tenía que andar. Las contracciones me daban muy seguido, pero que sabía yo de contracciones, cuando de verdad supe que era el dolor de una contracción, todo lo demás se había quedado en mero dolorcillo. Así que estuve en reposo hasta la semana 38+5, que fue cuando rompí aguas y ya Valeria decidió salir, costó mucho trabajo que saliera como podéis leer en mi experiencia en el parto , pero os puedo asegurar que todo mereció la pena si el premio era tenerla conmigo.

Comentarios

  1. Bueno, yo tampoco había tenido hemorroides nunca. Y eso que soy estreñida de siempre... a mi me salieron cuando estaba de 8 meses. Menudo horror. Por lo demás fue bien, alguna nausea, y picores. Pero fue muy bien. Lo peor vino al final cuando vimos que la niña no estaba en posición de salida. Con lo cual césarea al canto. Pero 2 semanas antes de salir me puse de parto. Por lo menos supe lo que eran las contracciones aunque sabía naceria por césarea.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo sinceramente hubiese prefiero que me hubiesen programado el parto directamente y poder evitar así los dolores que pasé antes de que mehicieran cesárea. Gracias por comentar un besazo

      Eliminar
  2. Yo no tuve casi síntomas, siempre lo digo y mucha gente ni me cree! Mi primer trimestre estuve sangrando, lo pasé fatal, imagínate! Siempre digo que hubiera preferido un primer trimestre sentada en el suelo del baño! Pero en fin... Una vez se fueron esos manchados luego no tuve prácticamente nada. Las hemorroides las tuve después, como tú dices. Pero durante el embarazo estuve muy extreñida por ese miedo que comentas a empujar de más!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que miedo pasarías con el tema del sangrado, yo con lo mínimo estaba acojonada. Tuviste mucha suerte por no tener a penas síntomas, y lo de las hemorroides son un sufrimiento mortal. Un besazo

      Eliminar

Publicar un comentario