Las familias "normales" y la homofobia

Mi bebé no duerme || Mi experiencia


Cuando me quedé embarazada la frase que más escuchaba era -"duerme ahora que cuando la tengas se te acabó el dormir", pero lo que no sabía yo era que eso iba a ser tan drástico.

La primera noche de vida de mi pequeña ya estaba diciendo que iba a ser una glotona y que no se iba a saltar ni una toma, ni de día ni de noche. De día no me importaba, pero de noche, cada 2 horas o 3 se tomaba un biberón y quieras que no eso para una madre primeriza es horrible.

Pero bueno, a pesar de comer sus horas pertinentes no era una niña que durmiera mal, porque comía se le cambiaba el pañal y volvía a dormirse, eso sí jamás supe que es despertarme si quiera a las 8 de la mañana, desde las 5.30 o 6 estaba despierta y ya lo que quería era juego.

Al principio todos me decían que era normal, era una niña pequeña y que los niños pequeños eran así, así que como yo no tenía ni idea hacía caso. Ella era la típica que tú la bañabas a las 8 o 8.30 le dabas el bibi y no hacía falta nada la echabas en la camita y se quedaba dormida sola, ni un lloro ni nada.

Pero por aquel entonces su padre y yo no vivíamos juntos así que, entre semanas estábamos en casa de mi madre y los findes estábamos en casa de sus abuelos paternos con papá. Claro, ella tenía una rutina a su cama de todos los días, y durante esos días se la cambiábamos. Eso me trajo alguna que otra consecuencia. Ya no se dormía sola una vez la bañaba, cuando la echabas en la cama solo hacía llorar y no quería, así que se acostumbró a dormir en el carro meciéndola y no sabía yo que eso iba a ser lo peor que podría hacer.


Con el tiempo, y a medida que iba creciendo, dormía cada vez menos, la pasamos del moisés a la cuna y era cada noche un suplicio. Había noches que nos sentábamos en el sofá a las 2 de la madrugada y eran las 5 y seguía sin dormir. Las noches en vela me estaban matando porque yo al día siguiente no tenía fuerza para nada, ella cuando tenía ganas se podía quedar dormida tranquilamente pero yo durante el día tenía que hacer cosas.

No tuve más remedio que consultarlo con su pediatra, ésta me aconsejó que la niña debía dormirse sola y que lo que le pasaba era que no sabía volver a dormirse, que siguiera unas pautas que me dio a ver si lo conseguía. Su primera pauta era, que la acostara con todo oscurito y sin ruido en su cama sola, me pusiera al lado a cantarle o contarle un cuento, obviamente lo intenté, pero lloraba como si no hubiese un mañana. La segunda pauta era dejarla llorar hasta que se acostumbrase, y lo siento pero no, por ahí no podía pasar. Una de las noches que intenté hacerlo la niña lloraba muchísimo y yo la consolaba la acariciaba pero ella seguía llorando así que decidí que no la iba a dejar llorando, que prefería estar con ella y ya cuando fuese más mayor dormiría más.

Al ver que nada funcionaba, en una de las veces que la niña tuvo una otitis muy fuerte la tuve que llevar a un médico de pago, y a éste le comenté cual era la situación. El propio médico me dijo que eso no era sano, que un niño debe dormir para que al día siguiente tenga energía porque por la noche es cuando un niño crece y debía tener las horas de sueños que le pertenecía. Éste ni corto ni perezoso nos mandó unas gotas, teníamos que darle 1, si veíamos que no funcionaba 2, y si no y como límite 3. Pues 1 no le hacía nada, 2 tampoco y 3, tampoco. Estuve un tiempo dándole las gotas y bueno había días que dormía más y otros días que dormía menos, pero prácticamente todas las noches lloraba, se quejaba como de un dolor, hasta que me di cuenta que las gotas le hacían daño y le provocaban dolores de barriga. En ese mismo instante eliminé las gotas y ya me rendí y decidí que ella durmiera lo que viera.

Mi marido y yo tenemos una amiga, que también tiene a un niño pequeño y un día se me ocurrió preguntarle. Ella me contestó que a su hijo le pasaba lo mismo hasta que le cambió la cuna por una cama y la puso al lado de la cama de ella. A lo mejor a la mía le pasaba lo mismo, así que su padre y yo tomamos la decisión de quitar la cuna y poner la cama como ella. Y bendita fue la hora, desde entonces y estoy hablando que eso lo hice cuando mi chica tenía 13 meses, hasta ahora que tiene 17, duerme toda la noche hasta las 7.30 o las 8. Muchas podréis decir ¿hasta las 7.30 sólo? ¿Sólo? Eso es gloria bendita, puedo dormir más de 5 horas seguidas y mi cuerpo y mi mente lo necesitaba. Ella desde entonces se levanta mucho mejor y por el día duerme bien poco, pero porque ella es de sueño corto, pero por lo menos me pasa las noches enteras prácticamente dormida.

Eso sí, ella sigue durmiéndose en el carro a base de fuertes movimientos, que mi vecino de abajo estará harto de nosotros. Pero es de justicia decir, que últimamente no quiere carro, prefiere que la eches en el sofá y después de dar 1000 vueltas, agarrada a su manta (sí lleva una manta a todos lados sea verano o invierno, sí incluida la playa) hasta que se queda dormida.

Así que cuando me dicen "que malo es que un niño no coma", es verdad, yo eso no lo sé lo que es, pero más malo es que un niño no duerma. 

Comentarios

  1. Mi hijo duerme toda la noche desde los pocos días de nacer pero no todo es tan bonito! Porque para dormirle... Cuesta mucho! Ahora ya menos pero al principio me desesperaba. Eran horas y horas de paseo y porteo. Es un bebé que por mucho sueño que tenga no suele quedarse dormido sin más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo menos te duerme bien. La mía al principio costaba dormirla y encima no dormía bien. Vamos hacíamos el cupo!! jajaja Un besazo bonita

      Eliminar

Publicar un comentario