Las familias "normales" y la homofobia

Recomendando Biberones


Cuando te quedas embarazada, lo primero que todos te preguntan es ¿Vas a darle el pecho? Y yo ya tenía claro que no, así que cuando me decían si me regalaban algún biberón siempre decía que sí.

El primero de los que tuve me venía en una cesta de embarazada gratuita que me dieron en Toysrus. Venían pañales ecológicos, un paquete con 4 toallitas de la marca Dodots, Infusiones para bebés, una cremita para el culo del bebé, y entre todas esas cosas venía un biberón. Era de 90 ml, transparente con la boquilla de silicona. La marca era Philips Avent y lo que yo no sabía era que iba a ser el biberón preferido de mi pequeña.

Al principio tomaba ahí la leche, como la cantidad que tenía que tomar era poca pues le cabía bastante bien pero a medida que iba pasando el tiempo y la cantidad de leche era mayor tuvimos que cambiar. Nos habían regalado biberones Suavinex, deliplus, Dr. Brown, pero a la chica ninguno le convencía. Cada vez que tenía que tomarse su toma era un llanto, primero porque tenía hambre, y segundo, porque no quería tomárselo  en ningún biberón que no fuese el de la marca Philips Avent.

Así que no nos quedó más remedio que ir a comprar otro que fuese más grande por todas las farmacias de mi ciudad. En algunas me decían que no los trabajaban, en otras que eso ya no existía y sólo había un sitio donde lo vendían así que fuimos pitando.

En este establecimiento los encontramos de distintos tamaños y colores. En mi caso cogimos el de 300 ml de color rosa con la boquilla del número 3. La boquilla que tenía anteriormente era la 1, que echaba bastante poquito y ya mi hija se cansaba de succionar así que optamos por la del número 3. Fue darle a la niña su biberón de leche en el nuevo y comía como si no hubiese un mañana. La boquilla que tiene es tan suave, tan elástica que a ella le encantaba.

Además de porque era el biberón preferido de mi hija, yo como madre volvería a comprarlo. Me parece muy económico, muy práctico y la forma de la boquilla de silicona me recuerda mucho a la teta de una madre. Así que el día que tenga otro bebé, que sé ya que tampoco le daré el pecho, iré directamente a por el pack que venden de Philips Avent, que tal y como dice mi madre mejor "1 roja que 200 amarillas".

Comentarios