Las familias "normales" y la homofobia

Dibujos 90's Vs Dibujos Actuales



Recuerdo, allá por los años 90, levantarme los días de verano a las 8, ni un minuto más ni uno menos, salir corriendo hacia el salón donde me esperaba la gran aventura diaria del "Club Megatrix" o "El club Disney"sin olvidar "La Banda" de Canal Sur Andalucía.

Era mi momento del día preferido, y podía disfrutar de una y mil series que me tenían totalmente eclipsada. Además, al ser verano hacían pruebas con otros niños en distintos Aquopolis de distintas ciudades. La banda del patio, los Rugrats, el Inspector Gadget, Pepper Ann, Goku,  Punky Brewster, y un largo etc.
Eran dibujos que te dejaban soñar con ellos, disfrutar y no querer que terminasen nunca. En ellos, se disfrutaba viendo como los distintos protagonistas hacían de las suyas y las aventuras que pasaban. Estabas tan metida en las historias que te creías estar dentro. No recuerdo yo que los dibujos de antes tuviesen tanta intención educativa, y por mucho que digan que ahora los dibujos además de divertir pretenden enseñar a mí me parecen un ñordo. 

Sí, seguro que estarás pensando, vaya madre, debería de gustarle los dibujos de ahora donde su hija puede enriquecerse con lo que enseñan. Pero es que yo soy de las que piensa que un dibujo animado es para divertirte, para entretenerte que deje volar la imaginación. Sin embargo los dibujos de ahora, tipo Dora la exploradora, Pocoyo, etc, no tienen un argumento que te divierta. Una niña va con una mochila y un mono hasta un lugar y antes de llegar se van a encontrar obstáculos. Por el camino te preguntan cosas en español y en inglés para que aprendas, siempre es lo mismo, no hay nada nuevo que te vaya a sorprender. Por ejemplo, tú antes veías un capítulo de La banda del Patio, y no sabías por donde te iba a salir, lo único que sabías era que te encantaban las cosas que hacían ese grupo de amigos que ante todo reflejaban la importancia de la amistad (quién dice que eso no es uno de los valores importantes a enseñarle a un niño).

En estos días, ha habido un tema muy sonado y es que el canal Boing está poniendo en su parrilla la serie de Goku, pero ni cortos ni perezosos han cortado las cosas que creían perjudiciales para un niño que pueda incitar la violencia. ¿Violencia? ¿De verdad? ¿Crees que un niño que esté viendo el dibujo animado va a intentar imitarlo como si tuviesen superpoderes? Es que me parece alucinante, muchos hemos sido los que hemos vistos esa serie, y no conozco yo a ninguno que haya sido un "bala perdía" y haya querido imitar a Goku. Todos disfrutábamos con las aventuras y sobretodo alucinábamos con la forma que tenían de enfrentarse.

Se me viene a la mente las tardes de verano en casa que en la 2 a las 16:00h ponían Verano Azul, y seguido ponían mi serie favorita del mundo mundial Pipi Calzaslargas. Era una auténtica pasada ver como pasaban un verano lleno de aventuras niños que se paseaban en una bici y como de "loca" estaba una niña que vivía sola, tenía un mono y un caballo y su padre era pirata.


Pero estamos emperrados en que los niños en todo lo que hagan tienen que aprender, y no nos damos cuenta, que los niños son niños, que tienen que dar rienda suelta a su imaginación, tienen que disfrutar de cada segundo de su infancia y que no en todo momento tienen que estar bajo una presión.

Yo crecí con las series que antes he nombrado, y hoy día tengo mis estudios, terminé mi carrera , soy una persona civilizada, educada y porque no decirlo, nutrida de bastantes conocimientos y no porque me lo enseñaran los distintos dibujos animados, sino por la educación que he recibido por parte de mi madre, y en los distintos colegios en los que he estudiado. Cuando salía de esos sitios, yo quería disfrutar, desconectar no seguir "aprendiendo" porque llega un punto que puede llegar a ser cansino. 

Comentarios

  1. Tienes mucha razón, los dibujos animados deben ser divertidos. Yo también crecí viendo las mismas series y recuerdo que producciones como La banda del patio, Doug, Pepe Anne o Rugrats lanzaban en cada capítulo mensajes positivos para su audiencia sobre la amabilidad, la educación, el ingenio y la constancia; todo ello de forma sutil, respetando la inteligencia de su público.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo, el sentido de la vida que impregnaban esos dibus es comparativamente con los de ahora, sencillamente era regalo para el libre albedrío. Los niños se divertían, desconectaban del cole y con toda la naturalidad del mundo seguían su desarrollo madurativo con la lógica natural que da decidir qué quiere uno ser de mayor. Porque gracias a dios, la educación no estaba a cargo de los dibujos animados ni de los programas infantiles, sino de los padres, el colegio, las instituciones formativas, las actividades extraescolares complementarias a la cátedra academicista...Y se proyectaban con la perspectiva de no aburrir ni imponer criterios. Dibujos animados en los noventa que reproducían objetiva y subjetivamente, lo que se corresponde con ser un niño. Ni más ni menos. Así que vivan esos dibujos animados y series infantiles de animación de la década de los noventa.
    Un saludo ;-)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario